• TALES technology

Dispositivos ambientales para detectar partículas compatibles con COVID-19 en centros educativos

Actualizado: mar 19



La start-up TALES technology está trabajando en la implantación de pequeños dispositivos ambientales en centros educativos y entornos laborales para detectar partículas relacionadas con la COVID-19. Con este sistema de control, se persigue garantizar la creación de entornos seguros y saludables.


TALES technology ha instalado dispositivos ambientales en centros educativos de El Viso del Alcor (Sevilla) para detectar partículas compatibles con COVID-19.

En un contexto de pandemia al que se ha sumado la llegada de borrascas y olas de frío, TALES technology ha instalado dispositivos ambientales en centros educativos de El Viso del Alcor (Sevilla). El fundador de la start-up, Antonio León, ha dado a conocer el proceso de instalación en un acto de presentación al que han asistido el alcalde del municipio sevillano, Gabi Santos, y el delegado de Educación, Carlos Rodríguez.

Estos sensores podrán calcular la probabilidad de contagio de COVID-19 y notificarán el momento adecuado para ventilar, por lo que no habrá que mantener las ventanas abiertas durante toda la jornada, proporcionando una mayor eficiencia energética, ahorro económico y mejora del confort en el aula.


Proyecto piloto en el Viso del Alcor


La instalación de TALES technology permite conocer en tiempo real los niveles de hasta 11 partículas contaminantes: C02, NO2, formaldehído, PM 10, PM 2,5 y PM 1, Ozono, NH3, CO, Etanol y VOC, elementos que a una exposición alta pueden provocar contagios por COVID-19 y otros tipos de virus, además de falta de rendimiento del alumnado. Así, cuando las cotas sobrepasan lo establecido como saludable y seguro, los dispositivos envían una alerta.


Como proyecto piloto, El Viso del Alcor contará con estos sensores en cinco colegios, dos institutos y la biblioteca, por una inversión de más de 6.500 euros. Cada aparato se utilizará de forma itinerante por todas las instalaciones para conocer la calidad del aire y los niveles de contaminantes.


Asimismo, habrá un aparato fijo en el aula con el mayor número de personas concentradas, que servirá como referente en las mediciones que se realizarán en el resto de clases para conocer la concentración de CO2 existente. Estos datos aplicados a la inteligencia artificial permitirán saber en tiempo real en qué aulas tomar medidas sanitarias.


Fuente: Esmarcity

8 vistas0 comentarios